Revista Buena Gente - Inicio
Comunidad Ediciones Anteriores
Quienes Somos Anunciantes
Revista Buena Gente - Inicio
Editorial
Primera Plana
Calendario de Actividades
Aprendiendo el Lenguaje
Festividades
¡Qué Pasa!
Hogar y Familia
Directo a la Salud
Diario Vivir
Gente de la Comunidad
Conozca sus Derechos
Asuntos Importantes
Negocios
Gente del Ambiente
Arte y Cultura
En la Cocina
Carcajadas
Deportes
» Gente del Ambiente
CELIA CRUZ, UN AÑO SIN "AZÚÚÚCAR"
Por Mónica Orellana Gómez

Parte II
Aunque Celia recibió muchas distinciones a lo largo de su carrera artística, no cabe duda que los años 90's fue un periodo muy importante en su carrera. En esta década, el Instituto de Smithsonian le otorgó el Premio Éxito de Vida. La República Colombiana le otorgó la Medalla Presidencial en las Artes. También recibió el premio por Éxito de Vida de la Herencia Hispana y San Francisco declaró el 25 de octubre de 1997 como el "Día de Celia Cruz" en esta ciudad, solo por nombrar algunos.

Sin duda, uno de los momentos más memorable en su vida fue en 1994, cuando recibió de las manos del Presidente de los Estado Unidos, Bill Clinton, uno de los honores más grandes en este país para los artistas: "El Dote Nacional por las Artes".

En el recién estrenado milenio, la guarachera más feliz del mundo siguió recibiendo homenajes y honores. En el 2000 la revista Billboard, publicación más importante de la industria musical, le rindió un tributo especial por sus 50 años de carrera. En ese año también ganó el primer Grammy Latino para mejor álbum de música tropical. En el 2001 se le nominó nuevamente a otro Grammy Latino, e ingresó en el Paseo de la Fama del Jackie Gleason Theater of The Performing Arts de Miami Beach.

Su personalidad accesible ha sido siempre un imán que incluso ha atraído a públicos de otros idiomas, algo que quedó más que confirmado cuando cantó "Guantanamera" junto a Luciano Pavarotti en el tradicional programa benéfico que anualmente celebra el ilustre tenor en Italia, y en el memorable concierto VH1 Divas Live: The One and Only Aretha Franklin.

Celia Cruz se dedicó desde siempre a ayudar a los demás, y en el 2002 su compañero de toda una vida Pedro Knight y su manager Omer Pardillo realizaron uno de los sueños más preciados de la intérprete al crear "La Fundación Celia Cruz." El propósito de dicha Fundación es proveer ayuda financiera a estudiantes de bajos recursos que deseen estudiar música y asistir financieramente a víctimas del cáncer.

Precisamente en marzo del 2003, la cadena Telemundo rindió un homenaje por todo lo alto con el título Celia Cruz: ¡Azúcar!, contando con la participación de grandes estrellas de la música latina y norteamericana. Los fondos recaudados de dicho especial televisivo fueron donados a la "Fundación Celia Cruz".

Celia siempre fue reconocida por el uso de la palabra "Azúúúúúúúcar!!!", la cual se originó de una historia que ella contó en el escenario acerca de tratar de conseguir suficiente azúcar para su querido café cubano. Después de contar la historia por varias ocasiones a reporteros y la audiencia, decidió repetir la palabra "Azúcar" cada vez que entraba y salía de un cuarto.

A pesar de todo su talento y todos los premios que ha recibido, Celia es recordada por sus familiares y amigos como una mujer poseedora de una sencillez increíble, sin pretensiones y una alegría contagiosa, que amaba la música. Una cubana que añoraba su isla, pero que estaba divorciada del gobierno. Una amiga inteligente y espiritual, a la que le gustaba descansar en bata y pantuflas; y que era excelente cocinera.

Estas son las características con las que escribió uno de los capítulos más importantes de la historia musical afrocubana y del mundo. Basta mencionar el nombre de Celia, para que el espíritu de la gente se llene de alegría y los primeros ritmos musicales se asomen a sus corazones. Es que ella es, a estas alturas, sinónimo de este género musical y la mejor embajadora de la cultura hispana en el mundo.

Si hay una artista de la música latina que se pueda definir como una leyenda tiene que ser la única, "Reina de la Salsa". A pesar de su muerte, seguirá presente en muchas fiestas, en muchas entregas de premios, en muchos hogares y sobretodo en muchos corazones porque definitivamente esta negra si tiene "Tumbao".

Para la primera parte de este articulo, visite www.revistabuenagente.com, y haga clic en ediciones anteriores y nuevamente en julio/agosto 2004.

Mónica Orellana es escritora independiente, graduada de periodismo de su pais natal, Costa Rica.

Ir arriba