Revista Buena Gente - Inicio
Comunidad Ediciones Anteriores
Quienes Somos Anunciantes
Revista Buena Gente - Inicio
Editorial
Primera Plana
Calendario de Actividades
Aprendiendo el Lenguaje
Festividades
¡Qué Pasa!
Hogar y Familia
Directo a la Salud
Diario Vivir
Gente de la Comunidad
Conozca sus Derechos
Asuntos Importantes
Negocios
Gente del Ambiente
Arte y Cultura
En la Cocina
Carcajadas
Deportes
» Conozca sus Derechos
Como protegerse de la aplicación de las leyes de inmigración
La declaración de derechos para los votantes de Maryland
COMO PROTEGERSE DE LA APLICACIÓN DE LAS LEYES DE INMIGRACIÓN
Por: Ana Luisa Avendaño-Denier

¿Cuándo los oficiales de Inmigración pueden entrar a mi casa?

Ningún oficial de inmigración puede entrar a su casa si no tiene consigo una orden judicial. Este es un documento en papel firmado por un juez que le da a un oficial el permiso específico para entrar a su casa. Ahora, hay dos tipos de ordenes judiciales: una cuando vienen a arrestarlo y la otra es solo para entrar a su casa para registrarla. La mayoría de las ordenes judiciales de Inmigración son para detener o arrestar a alguien.
      Si un oficial de inmigración golpea a su puerta, NO le abra. Pídale al oficial a través de la puerta que se identifique, pregúntele además si está con alguien más o de que agencia viene.
      El oficial puede contestarle que viene del Departamento de Seguridad Nacional o de la Oficina de Inmigración o puede que simplemente diga cualquier otra agencia gubernamental. No importa lo que sea, NO ABRA LA PUERTA. A través de ella, sin abrirla, pregúntele si tiene una orden judicial.
      Si le contesta que "si", no abra la puerta todavía. Pídale que le pase la orden judicial por debajo de la puerta.
      Una vez que haya examinado la orden judicial, fíjese bien en el nombre, la dirección y la firma que trae. Todo esto puede ayudarle a usted a decidir si la orden judicial es válida y correcta. La orden judicial siempre esta escrita en inglés. Si usted no entiende o tiene dificultad en leerla, busque a alguien en la casa que le ayude o se la traduzca, si es posible.
      Si la orden judicial de Inmigración parece válida y correcta, entonces usted puede salir de su casa a hablar con el oficial de Inmigración. Usted tiene el derecho a rehusar que el oficial entre a su casa. Esto es especialmente importante si usted vive con otra gente que a lo mejor, también podrían tener problemas de inmigración ya que el oficial podría empezar a interrogarlos.
      Si usted conversa con el oficial de inmigración FUERA de su casa, repetimos, no lo deje entrar, no conteste ninguna pregunta. Tampoco firme ningún documento. Dígale al oficial de inmigración que quiere hablar con un abogado antes de contestar o decir algo. No le dé ninguna clase de documento o identificación que diga de qué país usted viene. Asegúrese muy bien que nunca lleve consigo documentos falsos.
      Otra forma de que un oficial de inmigración puede entrar LEGALMENTE a su casa (además de tener una orden judicial válida) es que usted le dé permiso para entrar. Lo que se llama el "consentimiento" para entrar a su hogar.
      Si usted abre la puerta o el oficial le pide permiso para entrar y usted le dice que si, en ese momento, usted está "consintiendo" la entrada a su casa.
      Lo mejor, realmente, es mantener la puerta cerrada y pedirle simplemente al oficial que se identifique y le muestre la orden judicial. NO ABRA LA PUERTA SI NO TIENE ORDEN JUDICIAL.
      Un oficial de inmigración NO ESTA AUTORIZADO para forzarlo a usted a dejarlo entrar a su casa. Por ejemplo, si su casa esta rodeada por la patrulla fronteriza de inmigración con sus autos con las luces encendidas y moviéndose y el oficial está con su arma en la mano pidiéndole su autorización para entrar a su casa y usted dice que sí por miedo o temor, en la corte eso es considerado una forma inválida de consentimiento para entrar a una casa.

¿Cómo me puedo proteger entonces de inmigración si viene a mi casa?

Si usted se entera que alguien ha estado haciendo preguntas sobre usted en su trabajo, lo más probable es que los agentes de inmigración se aparezcan por su casa. Si así lo sospecha, trate de no estar en su casa por un par de días.
      Quédese con algunos amigos o parientes que usted sabe que su patrono no conoce y que no aparece en ningún documento suyo, por ejemplo, no se quede con alguien que usted puso como referencia para llamar en caso de alguna emergencia en el trabajo.
      Asegúrese que alguien que usted confía sabe donde esta usted y sabe como contactarlo en caso de alguna emergencia (como que haya sido arrestado por Inmigración).
      Usted, su familia y sus amigos deben tener una lista de nombres y teléfonos de abogados de inmigración competentes y confiable para llamarlos en caso de emergencia.
      Es una buena idea tener copias de todos sus documentos importantes, como certificado de nacimiento, cualquier papel de inmigración, etc. en su casa y en la de algún pariente o amigo confiable en caso que usted sea detenido.
     

¿Qué debo hacer si agentes de inmigración se aparecen en mi trabajo?

Los oficiales de inmigración no están autorizados para entrar a su lugar de trabajo, sea una fábrica, un negocio, en el campo, lo que sea, sin un permiso del dueño o del gerente. Si el oficial tiene ese permiso, tiene entonces la autorización para preguntarle lo que quiera.
      PERO, usted tiene el derecho de permanecer callado. Usted no tiene que decirle al agente ni siquiera su nombre.
      Usted tiene también el derecho de pedir un abogado antes de contestar ninguna pregunta. Simplemente, usted le dice al oficial "quiero hablar con mi abogado" en respuesta a cualquier pregunta que le haga.
      No le diga al agente donde nació ni cual es su estado migratorio.
      No le muestre al agente NINGUN documento o algún papel de inmigración. Si el agente insiste, simplemente contéstele que quiere hablar con su abogado.

¿En qué puede ayudarme el sindicato o la unión laboral?

Si usted pertenece a algún sindicato, este siempre puede ayudarlo. Primero, debe conversar con su representante acerca de sus problemas. Si se siente más tranquilo, pídale a algún amigo u otro trabajador que lo acompañe. El contrato de su trabajo debe tener, casi con seguridad, algunas cláusulas que lo protegen, como lo siguiente:
      El patrono no puede permitir que los agentes de inmigración entren al lugar de trabajo sin una orden judicial válida firmada por un juez.
      El patrono debe notificar inmediatamente al sindicato si inmigración lo ha contactado para cualquier propósito en que la unión pueda defender los derechos de sus miembros.
      El patrono debe darle a los empleaos el formulario I-9 para verificar si es elegible para inmigración que los agentes puedan inspeccionar si es que tienen una orden judicial o una orden de la corte de un juez federal.
      El patrono debe permitir que abogados o defensores de la comunidad conseguidos por el sindicato puedan entrevistar a los empleados en algún lugar privado en el trabajo. El sindicato podría tener, también, una plan de defensa legal para darle a los trabajadores.
      El patrono está de acuerdo en no proporcionar los nombres, direcciones o estado de inmigración de ningún empleado a Inmigración.
      El patrono no puede participar en ninguna verificación computerizada del estado migratorio o de los permisos de trabajo de sus empleados.

Ir arriba

LA DECLARACIÓN DE DERECHOS PARA LOS VOTANTES DE MARYLAND
1. Usted tiene el derecho de votar si usted está en fila en el sitio de votación cuando los comicios cierran a las 8pm, o a cualquier otra hora dentro del periodo de 7am a las 8pm. MD. Ann. Code art 33 § 10-301

2. Usted tiene el derecho a votar el Día de las Elecciones aunque no tenga consigo su tarjeta de notificación del votante - usted también puede solicitar una tarjeta de notificación del votante de reemplazo si usted pierde o daña su tarjeta. §§ 10-301(a) y 3-301(c)(2)(ii)3

3. Si usted no puede leer o, o está ciego o incapacitado de otra manera, usted tiene el derecho de solicitar ayuda especial para votar de cualquier persona que no sea su empleador, un agente de su patrono o agente de su sindicato. § 10-310(c)

4. Todos los sitios de votación deben ser accesibles para los ancianos y personas mayores y para los votantes incapacitados - si su sitio de votación no es accesible, usted puede solicitar otro sitio de votación que sea accesible. § 10-102

5. Usted tiene derecho a votar aunque su nombre no esté incluido en el registro del precinto a través de una boleta provisional después de completar un certificado de inscripción provisional. Para asegurar que su voto sea contado, verifique con un voluntario de la Protección Electoral o llame al 1-866-687-8683 antes de emitir su boleta provisional para confirmar que usted se encuentra en el precinto que le corresponde. § 3-601

6. Si usted ha cambiado de domicilio dentro del mismo condado y no ha notificado a los oficiales de las elecciones de tal cambio, usted tiene el derecho a votar en su antiguo sitio de votación o en el nuevo precinto si usted se presenta a votar antes de la segunda elección general después de su cambio, si usted firma un formulario confirmando que usted todavía vive en el mismo condado. § 3-504(f)

7. Si usted comete un error o "daña" la boleta de ausencia, usted tiene derecho de solicitar otra boleta de reemplazo de los oficiales de las elecciones. Usted solamente puede recibir una boleta de ausencia de reemplazo. § 9-306(d)

8. No se le permite a nadie tratar de influir su voto dentro de 100 pies del sitio de votación. § 16-206(b)

9. Si usted ha sido condenado solamente una vez de un crimen, y ha completado su condena incluyendo cualquier período de cárcel, libertad condicional o libertad bajo palabra condicionada, usted tiene el derecho a votar. § 3-102(b)

10. Usted tiene el derecho de traer a su niño (o niños) menores de 11años con usted dentro de la cabina de votación. §§ 10-308 y 10-310(c)(7)

Usted tiene el derecho de traer consigo al sitio de votación esta Declaración de los Derechos del Votante - si usted estima que sus derechos han sido violados, por favor localice a uno de los voluntarios del programa Protección Electoral para que le facilite ayuda, o usted puede llamar gratis al número: 1-866-687-8683.

La información arriba mencionada ha sido obtenida de "People for the American Way" en www.pfaw.org.

Ir arriba