Revista Buena Gente - Inicio
Comunidad Ediciones Anteriores
Quienes Somos Anunciantes
Revista Buena Gente - Inicio
Editorial
Primera Plana
Calendario de Actividades
Aprendiendo el Lenguaje
Festividades
¡Qué Pasa!
Hogar y Familia
Directo a la Salud
Diario Vivir
Gente de la Comunidad
Conozca sus Derechos
Asuntos Importantes
Negocios
Gente del Ambiente
Arte y Cultura
En la Cocina
Carcajadas
Deportes
» Editorial
¡Felicidades a todos por el mes de la hispanidad! Este mes hemos crecido con 8 páginas adicionales, estamos engordando unas onzas para celebrar el mes de la hispanidad con información importante e interesante. Queremos que la revista Buena Gente siga siendo digna de leer y que nuestros lectores la disfruten mes tras mes percibiendo el amor que ponemos en crearla.

El otoño está a la vuelta de la esquina y nuestros hijos están nuevamente en la escuela y disfrutando de los deportes de la temporada. Los árboles comienzan a deleitarnos vistiéndose de colores dorado, naranja y granate. Es sin duda mi estación favorita del año, una época donde la naturaleza muere y nos recuerda que la muerte es parte de la vida y que puede también ser bella.

Este año es uno importante para Norteamérica. En noviembre se llevarán a cabo las elecciones presidenciales. Es una oportunidad para todo ciudadano americano de votar para seleccionar el líder de nuestro país. Estas elecciones serán tal vez las más importantes que hayamos vivido y es por eso que debemos ejercer nuestro derecho al voto. No importa quien sea su candidato favorito, luego de evaluar los últimos cuatro años y como estos han afectado nuestra vida y el mundo que nos rodea, cada cual tiene el derecho de escoger el candidato que entienda se merece tal cargo. Lo más importante es ir a las urnas y manifestarnos mediante el voto y créanlo, cada voto cuenta.

Quiero además darle la bienvenida a Evelyn Morales y Rachel Sorenson como representantes de venta de anuncios para Buena Gente, les deseamos mucha suerte. A todos nuestros lectores, gracias por su continuo apoyo y por recibirnos en su casa.

¡Qué Dios les acompañe!

Rosalinda Delgado


Ir arriba